En reunión de Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional del Sur de Bolívar – CSB fue presentado el Informe de Gestión del Director General, Enrique Núñez Díaz, correspondiente a la vigencia 2018, el cual debe ser presentado en el mes de febrero de 2019 a la Asamblea Corporativa de Alcaldes también para su aprobación.

El Director General Núñez Díaz, agradeció el apoyo y colaboración de todo su equipo de trabajo, al igual que del Consejo Directivo y del Ministerio de Ambiente, ya que a su llegada a la CSB en el 2016 el panorama administrativo y de crisis financiera por la que atravesaba la entidad, la hacían inviable debido al grado de irregularidades cometidas y de mala ejecución presupuestal, por lo que la CSB estaba vetada por el Ministerio de Ambiente y no recibía un solo peso para inversión.

Núñez Díaz detalló, que de un presupuesto presentado en la vigencia 2015, el cual no fue aprobado en su momento por el Consejo Directivo, a su llegada en el 2016 logró ajustarse y depurar la parte financiera realizando un plan de choque, el cual permitió a la CSB saber en forma clara como estaba en materia financiera y cuál era su pasivo en ese momento. Con la información detallada, puso en conocimiento de los 25 alcaldes y los 12 consejeros un plan a seguir para lograr recobrar la credibilidad del Ministerio de Ambiente, y es el 2016 bajo las directrices del entonces Ministro Luí Gilberto Murillo Urrutia, que gracias al lobby y el apoyo de muchas personas que quieren el Sur de Bolívar, se logró obtener un voto de confianza y se levantó el veto a la CSB por parte del Ministerio de Ambiente, Fondo de Compensación Ambiental –FCA y del Fondo Nacional Ambiental –FONAM. Detalló que se está trabajando fuerte hace tres años para que a la CSB le sean devueltas las funciones en cuanto al tema forestal (madera) ya que hoy esas funciones le fueron quitadas a la CSB y entregadas a la ANLA.

Hoy la CSB tiene un techo presupuestal proyectado para la vigencia 2019 de acuerdo al análisis comparativo por fuentes de financiación en $ 8.285.374.504, claro está,  sujeto al ajuste de las políticas del nuevo gobierno y su Plan Nacional de Desarrollo. Manifestó que lo importante de todo es el voto de confianza devuelto a la CSB por parte del Ministerio de Ambiente y las Entidades Financiadoras del Estado.